“CAMPAÑA DE PREVENCIÓN”

    PROCESARIA DEL PINO Y JARDINES.

    La procesionaria del pino Thaumetopoea pityocampa (Denis y Schiffermüller) es una plaga común en nuestros bosques de pinos. También son hospedantes de nuestros cedros.

    El daño característico que produce es la defoliación que generalmente no mata al árbol pero si lo puede debilitar en gran medida facilitando así el ataque por parte de otros enemigos.

    Además los estados inmaduros de la procesionaria (orugas), poseen pelos urticantes que dispersan cuando son molestadas produciendo irritación en piel y mucosas.

    Para combatir a esta plaga es fundamental conocer su ciclo biológico:
    Dependiendo de la climatología, a mediados o finales de verano la mariposa de la procesionaria realiza la puesta en las acículas de los pinos.

    Al cabo de un mes nacen las orugas que se agrupan en los característicos bolsones. En invierno, a la caída del sol, las orugas entran en actividad y comienzan su marcha en busca de comida de una manera alineada.

    Cuando han terminado de alimentarse o cuando el frío de la noche es considerable las procesionarias vuelven al bolsón. A finales de invierno bajan del pino para enterrarse en el suelo con el fin de transformarse en mariposas.

     

    Pida Presupuesto

    Empresa especializada en el control de plagas© Copyright 2017. Alpesbiocontrol. Diseño & Marketing. Control de plagas, desinfección, desinsectación y desratización.